martes, 13 de septiembre de 2011

Para los amantes de los thillers policíacos, y de los asesinos en serie…

Jonathan Santlofer, nació en  Nueva York, 1946. Es un afamado pintor neoyorquino, cuya obra forma parte de algunas colecciones permanentes como la del «Museo de Arte Moderno» de Nueva York o el «Instituto de Arte Contemporáneo» de Tokio. Pero además se dedica ha escribir novelas de intriga, desde 1990 y de pura casualidad. Durante un incendio en 1990 perdió sus obras que estaban expuestas en una galería. Este hecho le afecto bastante ya que llevaba toda una vida dedicada al arte. Entonces decidió trasladarse a Roma a una Academia Americana y comenzar de nuevo. Fue entonces cuando aprendió el trabajo de los viejos maestros y comenzó a escribir.  
«El artista de la muerte» fue su primera novela y en ella nos presento a Kate McKinnon, personaje que reaparecerá en otras dos obras más, tituladas: «Daltónico» y en «El arte de matar ».
Sus conocimientos, le ha servido también para ambientar sus novelas en el mundo del arte moderno al que de paso le pega un buen vapuleo. Pero esta critica más o menos ácida, no deja de ser también bastante inofensiva.
El autor confiesa que hay más de él en sus personajes de que lo que se aprecia a simple vista.
Creo que hay mucho de mí en mis dos protagonistas, Nate Rodríguez, en «Anatomía del Miedo», y Kate McKinnon, la heroína de mis tres primeras novelas. Yo no soy alto y guapo como Nate, ni rico y hermoso como Kate, pero todos vivimos en Nueva York.

Sus libros
El artista de la muerte (The Dead Artist)
Daltónico (Color Blind)
El arte de matar (The Killing Art)
Anatomía del miedo (Anatomy of fear)

El artista de la muerte
Una serie de asesinatos que se ceban en la comunidad artística despiertan el instinto investigador de Kate McKinnon, quien diez años atrás abandonó el cuerpo de policía para realizar un doctorado en Historia del Arte, abandonando su apartamento de Queens e instalándose en un piso con vistas a Central Park, y pasando de tratar con homicidas a codearse con el círculo artístico neoyorquino.  
Kate McKinnon, una prestigiosa y adinerada historiadora de arte descubre que todas las personas asesinadas tuvieron alguna relación con ella. Kate se enfrenta a un perverso e inteligente asesino, al que apodan «El artista de la muerte», dada su morbosa obsesión por reproducir cuadros de pintores ilustres en los cuerpos de las víctimas.
La muerte de Marat de «Jacques-Louis David», El Desollamiento de Marsias de «Tiziano»...
Kate, pronto llegará a la conclusión que la próxima víctima del asesino podría ser ella.

Daltónico
El hallazgo de los cadáveres de dos mujeres en el Bronx despierta la preocupación de la policía. El asesino se ensañó con las víctimas, las destripó y con su sangre pintó un lienzo que dejó como macabra firma personal en la escena del crimen. Kate McKinnon, historiadora del arte y ex policía, es contactada para llevar a cabo la investigación. Aunque reacia en un principio a involucrarse en el tema, McKinnon se verá empujada a hacerlo cuando el asesino, de forma brutal, reclame su atención. A medida que se suceden los crímenes, siempre acompañados del particular sello del homicida, McKinnon irá haciéndose una idea más definida del ser que se halla detrás de los mismos y descubrirá que se enfrenta a un psicópata con una extraña obsesión por el arte.

El arte de matar
Un lunático está destruyendo las obras más representativas de los pintores expresionistas. Los cuadros de Pollock, De Kooning y Rothko están siendo acuchillados despiadadamente, ante el desconcierto de la policía. Kate McKinnon, que se retiró del cuerpo para dedicarse a la escritura de un libro sobre arte, es llamada con urgencia, pues la consideran la única que puede ayudar a capturar al vándalo. Pero pronto las cosas se complican, ya que además de acuchillar los cuadros, el criminal comienza a asesinar a los dueños y admiradores de las obras. En una trepidante historia de persecuciones intensas a la caza de un asesino frío y calculador. Jonathan Santlofer logra impresionar tanto a los lectores de thrillers como a los enamorados del arte, a medida que la trama se enreda en giros inesperados que conducen a un final sorprendente.

Anatomía del miedo
Dos hombres, uno bueno y el otro malo, piensan en imágenes. El primero es Nate Rodriguez, policía especializado en los retratos robot; el segundo, un sádico asesino que dibuja a sus víctimas antes de acabar con ellas. Cuando la detective Terri Russo es requerida en la escena de un crimen, todo indica que se trata de un caso rutinario. Pero los investigadores descubren un dibujo de la víctima, una prueba que apunta a una escalofriante premeditación. Aunque los testigos son escasos, los rasgos del asesino van tomando forma, al tiempo que éste se mueve cada vez más cerca de Nate. Un apasionante thriller con ilustraciones del autor.