domingo, 30 de octubre de 2011

Sue Grafton y sus novelas del alfabeto…

Sue Taylor Grafton, nació en Louisville, Kentucky, el 24 de abril de 1940, es una acreditada escritora estadounidense, autora de novelas detectivescas. Su padre era C.W. Grafton, abogado y escritor de novelas de misterio. Se licenció en «Literatura inglesa» en 1961 en la «Universidad de Loiusville y obtuvo diplomaturas en «Humanidades y bellas artes». Su obra más conocida es la serie de novelas de misterio cronológicas. Que se conocen como «las novelas del alfabeto». Las historias tienen lugar en la ciudad ficticia de Santa Teresa, que se basa en la primera ciudad de residencia de la autora, Santa Barbara, California. Grafton eligió el nombre de Santa Teresa como homenaje al autor Ross Macdonald, que anteriormente usó este nombre como alternativa a Santa Bárbara en sus propias novelas.
Todas las novelas de la serie están escritas desde la perspectiva de una investigadora privada llamada «Kinsey Millhone». Su primer libro de la serie es «A” is for Alibi», escrita en 1982, año en el que tiene lugar y conocida en español, como  «A” de adulterio. La serie continúa con «“B” is for Burglar», «“B” de bestias» en español; «C” is for Corpse», «C”  de cadáver» y así sigue con el alfabeto. El tiempo de la serie es más lento que el real, así, «Q” is for Quarry», «Q de quién», en español, por ejemplo, tiene lugar en 1987, aunque se ha escrito en 2002. «S” is for Silence», «“S” de silencio», en español, se publicó en diciembre de 2005.
Además de sus libros, ha escrito para la televisión y para el cine. Algunas de estas obras son en colaboración con su marido, Steven Humphrey.
En 2004, Grafton recibió el «Premio Literario Ross Macdonald», dado a «una escritora californiana cuya obra supera el estándar de la excelencia literaria».
Actualmente está casada de nuevo y tiene 3 hijos y 3 nietos.

Serie Kinsey Millhone
01- A de adulterio (“A” Is for Alibi, 1983)
02- B de bestias (“B” Is for Burglar, 1985)
03- C de cadáver (“C” Is for Corpse, 1986)
04- D de deuda (“D” Is for Deadbeat, 1987)
05- E de evidencia (“E” Is for Evidence, 1988)
06- F de fugitivo (“F” Is for Fugitive, 1989)
07- G de guardaespaldas (“G” Is for Gumshoe, 1990)
08- H de homicidio (“H” Is for Homicide, 1991)
09- I de inocente (“I” Is for Innocent, 1992)
10- J de juicio (“J” Is for Judgment, 1993)
11- K de Kinsey (“K” Is for Killer, 1994)
12- L de ley o fuera de ella (“L” Is for Lawless, 1995)
13- M de maldad (“M” Is for Malice, 1996)
14- N de nudo (“N” Is for Noose, 1998)
15- O de odio (“O” Is for Outlaw, 1999)
16- P de peligro (“P” Is for Peril, 2001)
17- Q de quién (“Q” Is for Quarry, 2002)
18- R de rebelde (“R” Is for Ricochet, 2004)
19- S de silencio (“S” Is for Silence, 2005)
20- T de trampa (“T” Is for Trespass, 2007)
21- U de ultimátum (“U” Is for Undertow, 2009) 
22- “V” is for Vengeance, 2011 
 
A de adulterio
El astuto abogado Laurence Fife, conocido también por sus escurridizas aventuras femeninas, aparece un día asesinado. En el juicio, todo conduce al jurado a pensar que su joven esposa, Nikki, es la culpable. Tras ocho años de prisión, Nikki sale en libertad bajo palabra y encarga a la detective Kinsey Millhone descubrir quién mató realmente a su marido. A Kinsey Milhone no le asusta meterse en líos, pero éste es especialmente enmarañado porque las huellas de aquel homicidio parecen haberse esfumado con el tiempo y, por si fuera poco, otro asesinato, cometido también hace ocho años, y un cadáver reciente, aún caliente, vienen a enredarlo todo todavía más…

C de cadáver
Bobby Callahan, un joven reservado y con el rostro deformado que había llamado la atención de Kinsey Milhone en el gimnasio del barrio, se le acerca un día y le cuenta que, tras el accidente que le dejó amnésico y con el cuerpo zurcido de cicatrices, está convencido de que alguien quiere matarle, auque ignore por qué. La policía se había alzado de hombros ante sus temores, y su adinerada familia cree que le falta un tornillo. Pero él tiene miedo, un miedo mortal, y le pide a Kinsey que le ayude y le proteja. Como Bobby le cae bien, es obstinado y está maltrecho, acepta trabajar para él. Sin embargo, tres días después, Bobby Callahan aparece muerto… Para Kinsey Millhone, un trato es un trato, y nunca abandonaun caso a medio camino. La habían contratado para impedir un asesinato: ¡ahora le toca buscar al asesino!

P de peligro
Nadie puede explicarse por qué Down Purcell, un reputado especialista en medicina geriátrica de Santa Teresa, California, lleva desaparecido desde hace nueve semanas. Purcell está aparentemente muy enamorado de Crystal, su segunda esposa, una ex bailarina de strip-tease. Pero lo curioso es que es Fiona, su primera esposa, quien contrata a Kinsey Millhone, convencida que, en realidad, Purcell quería huir de Crystal. La detective no tarda en averiguar que hay otras posibilidades mucho más tétricas: ¿se ha esfumado Purcell para eludir alguna cuenta pendiente con la justicia?, ¿tiene algo que ver el millón de dólares que Fiona cobraría del seguro si fallece su ex marido? Durante la investigación, Kinsey conoce a uno de los hermanos Hevener, y se ilusiona pensando que puede haber novedades en su vida. Lo que ignora es que esas novedades son en realidad de muy distinta y amenazadora naturaleza...

U de ultimátum
En abril de 1988, un mes antes de que Kinsey Millhone cumpla treinta y ocho años, un joven llamado Michel Sutton y con pinta de no haber matado una mosca acude a la investigadora para hablarle de un antiguo caso jamás resuelto. Más de dos décadas atrás, en 1967, una niña de cuatro años fue secuestrada, y ahora una noticia aparecida en un periódico ha reavivado los recuerdos de Michel: éste cree que, cuando él era pequeño, vio cómo enterraban el cadáver de esa niña y que podría identificar a quienes la asesinaron. Quiere que Kinsey le ayude a localizar la tumba y encontrar a los asesinos. Ardua tarea, sobre todo porque han pasado más de veinte años, pero Sutton es insistente y, pese a sus dudas, Kinsey acepta dedicarle un día, sólo un día, de su tiempo. Pronto, sin embargo, descubre que Sutton es, como mínimo, un poco fantasioso y, lo más importante, que le oculta información sobre sí mismo. ¿Son sus recuerdos ciertos, o simplemente una mentira más de una larga lista de falsedades?


No hay comentarios: